top of page
Buscar

Medios digitales y publicidad, los cambios que apuró el Covid-19

Actualizado: 20 jul 2020

Será un antes y un después en materia empresarial.



Habrá un antes y un después. Los cambios a los que nos estamos acostumbrando han venido como la tormenta que azotó en febrero a la zona costera de Chubut, con poco anuncio y sin saber qué hacer en el momento.


Hoy el COVID-19, como sociedad global, con algunas excepciones, nos ha encontrado más conectados y empáticos. Primero paralizados; luego reflexivos; y hoy mirando de cara al futuro, sabiendo que después de esta pandemia los negocios no serán como los conocíamos.


Estos cambios llevarán, entre otros, una transformación económica y publicitaria. Ahora bien, ¿cuál es la perspectiva económica de las marcas en este contexto?

La modalidad de consumo de medios en general está, desde el aislamiento decretado el 20 de marzo pasado, cambiando día a día. Según los datos aportados por el analista Enrique Carrier, la utilización de datos móviles (G3-G4) crecieron un 27%; WhatsApp subió el consumo un 62% con picos de 120% y 180% en el momento de los anuncios del Presidente; las aplicaciones para teletrabajo tuvieron aumentos extraordinario de hasta 230%; y los consumos audiovisuales un 20%.


Pero, sin lugar a dudas, la mayor búsqueda de información se realiza a través de los medios digitales. En ese contexto, los medios de papel que hace más de una década vienen batallando con la transformación y la reconversión de las viejas redacciones, esos que hicieron los deberes, han visto en esta crisis un gran aumento de su tráfico digital, reafirmando su autoridad como medios de información confiable y con opinión, en contraposición a las “fake news” que se viralizan por WhatsApp.

Este es el caso de diariojornada.com.ar, que ha tenido una consolidación como líder del segmento y un crecimiento sólido en enero pasado, con más de 1,5 millones de lectores únicos. La pandemia elevó el techo y marzo se anticipa con un nuevo récord de tráfico, tantos en lectores únicos (IP’s); sesiones (la cantidad de veces que entra un usuario por día); como en páginas vistas (la cantidad de pantallas que abre).


Esta realidad nos reafirma como líderes en la provincia y uno de los jugadores fuertes de la región patagónica, lo que ha significado un crecimiento de la pauta privada en un 15%.


Datos comparativos


En España, según datos de ReasonWhy, el crecimiento de los medios digitales se explica con tres puntos esenciales:


-Crece un 45% el número de páginas vistas en diarios digitales.


- Sube un 112% la audiencia digital de la radio online.


-Aumentan un 93% los usuarios únicos de la televisión online en directo.


En tanto, según datos de Comscore.com “en una evaluación de los principales contenidos con la palabra Coronavirus o Covid-19 con mayor volumen de interacciones en Facebook, Twitter e Instagram, del 1 al 18 de marzo 2020, los medios ocupan los primeros lugares como ‘top publishers’ en todos los países analizados: Brasil, México, Argentina, Chile, Colombia y Perú”.


Es así que muchas marcas salieron a comunicar su responsabilidad social y de esta manera intentaron no perder, o perder lo menos posible, su porción en el mercado; y los medios digitales se convirtieron en potenciadores de ese mensaje como plataformas publicitarias para las marcas.


En este sentido, a nivel nacional los sectores que mayor inversión publicitaria son la salud y la alimentación. Transporte, viajes y turismo desaparecen de los medios. Los negocios destacados por el miedo al contagio en esta crisis son el delivery, el comercio electrónico, las notebooks y los productos de limpieza.


Hoy vemos en nuestra zona como los comercios minoristas que tienen la opción están potenciando la venta con ‘delivery’ (spray de alcohol y distancia recomendada de por medio, entre otros, como recomienda la Cámara Argentina de Comercio Electrónico), comida, insumos, pequeños mercados, y alimentos para mascotas, entre otros.


Con el cierre de restaurantes y otros comercios, es ahora donde la creatividad e innovación serán una herramienta clave para encontrar en cada rubro como ponernos de pie luego de este gran golpe a la quijada que nos ha dado el COVID-19.


Un desafío que también llega a las empresas de comercialización de servicios o productos que no son prioritarios como la salud y la alimentación. En este sentido, José Oroquieta, accionista del Grupo Autosur S.A. (Renault y Nissan) nos cuenta que ellos ya venían -como política de la empresa- gestionando una virtualización de las operaciones del Grupo. Remarca que hoy con catálogos virtuales y realidad aumentada se puede hacer la elección de las unidades por parte de los clientes y hasta recibir y aceptar los presupuestos que originan las ventas virtuales.


Claro que no todo es color de rosa. El freno está en el proceso de paso de lo virtual a lo físico, es decir, realizar el registro del automotor, lo cual todavía conlleva un proceso personal.


Como dato extra parecería que Ford, por dar otro ejemplo, el día 6 de abril volvería a producir con medidas adicionales para proteger a sus operarios en una de sus plantas de Estados Unidos.


La empresa Amazon estima en Estados Unidos la contratación de 100.000 personas por el aumento de las ventas online. Este personal estará destinado principalmente a logística y distribución. La empresa en su comunicado indica que no sólo es por la demanda y demora de las entregas de los productos que comercializan, sino también para ayudar a las personas que están perdiendo sus trabajos en otras industrias debido al COVID-19.


Será un antes y un después. El COVID-19 en materia empresarial solo vino a apurar las decisiones digitales de cara a empresas del siglo XXI.


4 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page